© 2016  Diseño: Mariano Redondo Jr. 

 

 

Palabras de nuestros estudiantes.

"Porque bailas, 

como quien respira,

con un antiguo don de fluir...

Bailas,

y parece tan fácil

como dejar el corazón latir..

...Porque bailas, 

como quien respira,

con un antiguo don de fluir...

Espero nos veamos pronto en la pista de baile... que es LA VIDA misma"

¿Cómo cambió tu vida con los 5Ritmos? 
 

¨Desde la primera vez que use mi cuerpo y la danza al servicio de mi ser, de la conexión con el presente y como herramienta de sanación, todo tuvo sentido.

 

Estaba en una etapa diferente de mi vida, de repente no sabía quien era, mi voz se había perdido, usaba a los otros como escape, pues adentro mío no encontraba un hogar. Sin embargo, guiado por la curiosidad, fui a una clase de danza consciente en donde minuto a minuto empecé a reconectarme conmigo mismo y a entender el porque de muchos problemas, no estaba reconociendo mi espacio, no valoraba mis movimientos y lo que yo podía otorgarle al entorno, no era consciente de mi gran poder creativo. Desde esa vez el interés por las herramientas corporales empezó a aumentar, a tal punto de querer volverlo un nuevo enfoque en mi vida.

 

Llegué a 5 ritmos abierto a todo tipo de terapias que pudieran seguir ayudándome, y allí encontré una práctica en la que podía experimentar los diferentes estados de la vida mediante el baile. Lleno de miedo, con muchos bloqueos empecé a sentir el movimiento, la fluidez, y a dejar poco a poco la mente a un lado, cada vez más, cada vez más... Durante las diferentes olas, que usualmente tenían una intención al comienzo, logre interiorizar aquella intención dentro de mi cuerpo, finalmente la memoria corporal es para siempre, la mental dura unos pocos días, todo se almacena adentro nuestro, y cada semilla puede hechar raíces, y cambiarnos.

Ahora, ante cualquier situación incomoda, rara, apelo a mi conocimiento corporal, me observo dentro de los 5 ritmos, la simpleza del fluir, el stress del staccato, el poder del caos, la armonía del lírico y finalmente algo muy lindo, la acción desde la quietud" 

"Siempre he tenido una vivencia pesada de mi misma, tanto por mi obesidad como por las cosas que siento que debo asumir en la vida.  A través de 5ritmos me he permitido encontrar en mí levedad y con eso sentirme en y con mi cuerpo de otra manera". 
"Surfear en las olas de los 5 ritmos...
Intuía que la sabiduría de mi cuerpo existía. 
Intuía que mi cuerpo podría ser mi guía. 
Intuía también que había un camino…
Era necesario entregarme ... buscar la luz de la consciencia.

 

Mi alma, de repente, comenzó a mostrarme sus imágenes, sus sensaciones, como en los sueños... sin palabras pero con más de una comprensión... con sabiduría... mensajes que eran para mí, para el momento que vivía... para acompañarme a caminar mis transiciones.

 

Mi cuerpo en movimiento se convirtió en mensajero de mi alma, conectaba, sin saberlo, con una especie de guía interna que se activaba con la música, con mi presencia en el movimiento.

 

La práctica de 5 ritmos se convirtió en una cita para escuchar a "la que sabe", para honrar mis ritmos - aceptándolos, conociéndolos, experimentándolos -

 

La experiencia en el piso de baile me enseñó a observar y sentir los ritmos en la vida cotidiana, encontrar mi música y percibir posibilidades. Ocuparme del presente desde las imágenes que llegan generosamente mediante el movimiento.

 

Algunos aprendizajes y beneficios:

  • Saborear los ritmos facilita recurrir a ellos, saber que existen alternativas, que tengo la posibilidad de hacer un llamado a un ritmo cuando sea necesario...

  • Aprender a confiar en el apoyo de mi cuerpo, siempre está disponible, me sostiene. ¡Puedo soltar la cabeza!

  • Empoderarme de mi cuerpo, de mi mente somática, conocer mis corazas... 

  • Integrar o incorporar lo que ocurre en campos inconscientes... 

  • Experimentar la totalidad en movimiento… lo que somos como “tribu”…

 

Poco a poco me di cuenta que podía llevar una intención a la práctica... y el final de la ola me entregaría algo, tal vez una revelación, una sensación... hay una especie de alquimia en el transcurso de los ritmos, algo se transforma en nuestro ser cuando nos entregamos.

 

La propuesta del viaje es salir de la quietud para volver a ella, después de una ola, renovada... atravesar juegos de luces y sombras... sentir la música y bailar desde adentro... percibir segundos de fusión con la totalidad... intermitencias de éxtasis.

 

Cada sesión es una entrega, un abrirse en silencio para conectar con la sabiduría que llega a través de sensaciones, imágenes, momentos "ajá" desde el cuerpo y mensajes del alma. El cuerpo liberado, al final ya lo sabe... todo ha tomado su lugar... 

 

Es encontrarse... para llevar todo este movimiento a la vida "real"...